Patrimonio histórico

 

Actualmente se conservan en Gordexola cuatro torres, que presentan un desigual estado de conservación, y las paredes de la que debió ser otra, la Torre de Zaldu. No obstante se tienen también noticias de la existencia de otras, todas desaparecidas en diversos momentos.

Entre las que aparecen en pie una de las más antiguas es la Torre de Urtusaustegi, situada en el barrio Azakarai. Extraña la ausencia del escudo de armas, aunque Escarzada le atribuye uno, actualmente desaparecido, por el que se deducía la relación de este linaje de los Urtusaustegi con el vecino de los Ibarguen.

Torre de Ibarguen

Próxima a aquélla se levanta la de los citados Ibargüen, Torre de Ibarguen o también conocida como Torre del Pontón. Esta torre ostenta las armas de los Velasco, a quienes -según J.M. Urrutia- estuvo vinculada durante la lucha de los bandos.

Similar a la anterior, encontramos la Torre de Largacha o Torre de Artekona, conocida también como Torre Quemada o Torre Negra. La adhesión de un caserío a dos fachadas ha conferido a esta torre un aspecto peculiar, aunque hoy en día se encuentra parcialmente derruida.

Torre de Oxirando

Pero de las torres que aún permanecen en pie es sin duda la Torre de Oxirando la que concentra un mayor interés debido a una serie de aspectos. En primer lugar, resulta notable su ya citada estratégica situación. Asentada sobre una antigua vía, la más importante de entonces, y con la cercanía de uno de los puentes sobre el río Herrerías está situada en el barrio Zubiete.